Servicios

Endodoncia

"Agotando todas las opciones para salvar tus dientes"

Es la especialidad que se encarga de retirar el nervio del diente cuando éste ha sido afectado por una caries.

Cuando la caries ataca al diente lo va agujereando poco a poco, lo primero que se daña es el esmalte, si sigue progresando, afecta a la dentina y, si avanza aún más, alcanza a la pulpa donde se encuentra el nervio, éste se infecta, se inflama y produce dolor. El 90% de caries profundas necesitan tratamiento endodóntico. El síntoma más frecuente es cuando la pulpa está siendo afectada por un dolor intenso.

El proceso de avance de las caries suele ser lento, por lo que es fácil detectarlas antes de que sean demasiado grandes. Sin embargo no siempre se ven. Pueden ser muy pequeñitas o estar situadas entre dos dientes, por lo que ha de ser nuestro dentista quien las localice. Muchas veces las descubre por medio de una radiografía.

No siempre duelen. A veces no sentimos dolor hasta que ha llegado hasta el nervio y entonces ya es demasiado tarde.
Cuando la caries llega al nervio, éste se infecta y por ello se inflama y duele. Si la inflamación persiste, el nervio puede perder su vitalidad. Ya no se siente dolor, pero se produce pus, que sale por la punta de la raíz, y ocasiona un flemón. A veces el organismo reacciona formando una especie de cápsula a su alrededor y entonces se produce un absceso.

La endodoncia es importante porque nos permite dar una mayor vida útil al diente en boca, a pesar de que su nervio haya sido extraído.

Una revisión posterior cada 6 meses nos ayuda a mantener un estado óptimo de nuestra boca y a prevenir futuras afecciones.

| Más